top of page

Blog

Existen grasas buenas y malas?

Es importante alejarse de la mentalidad de categorizar los alimentos en términos de "buenos" o "malos", ya que puede promover una mala relación con la comida.


Pero conozcamos más acerca de las grasas:


Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas como omega 3 y 6, se consideran beneficiosas para la salud cardiovascular reduciendo los niveles de colesterol LDL (colesterol "malo”) y para la salud del cerebro, el sistema nervioso y función hormonal.

Pero donde las podemos encontrar?

En el aceite de oliva, aguacates, aceitunas, frutos secos, semillas, pescados grasos, etc.


Por otro lado, se ha considerado que las grasas saturadas y las grasas trans son "grasas malas" debido a su asociación con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las grasas saturadas cumplen funciones importantes en nuestro organismo, como ser una fuente de energía de reserva, ayudar en la absorción de vitaminas liposolubles (A, D, E y K) y desempeñar un papel en la estructura de nuestras células. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el consumo excesivo de grasas saturadas puede aumentar los niveles de colesterol LDL (colesterol "malo") en la sangre y potencialmente contribuir al riesgo de enfermedades cardíacas.

Dónde se encuentran? principalmente en alimentos de origen animal como la cárnicos de cortes grasos, lácteos, piel de pollo, manteca de cerdo. Pero también las encontramos en alimentos de origen vegetal como el aceite de palma, aceite de coco y alimentos ultraprocesados.


Las grasas trans son un tipo de grasa que se forma mediante un proceso de hidrogenación industrial, que convierte los aceites líquidos en grasas sólidas a temperatura ambiente, estas pueden ser perjudiciales para nuestra salud porque aumentan el nivel de colesterol "malo" (LDL) en nuestro cuerpo y reducir el nivel de colesterol "bueno" (HDL). Esto puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se encuentran en alimentos procesados y fritos, como las papas fritas, pollo frito, productos de repostería, margarinas y mantecas, comida rápida, snacks.


Respecto al colesterol, esta es una sustancia cerosa que se encuentra en nuestro cuerpo y cumple funciones importantes, como la producción de hormonas, la formación de células y la síntesis de vitamina D.

La han mal clasificado de una forma simplista para facilitar su comprensión pero sin tener en cuenta la repercusión negativa mal llamándolo colesterol "bueno" y "malo”.

El LDL (lipoproteínas de baja densidad) lo han considerado "malo" porque sus niveles elevados en la sangre pueden acumularse en las paredes de las arterias y formar placas, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, el HDL (lipoproteínas de alta densidad) lo han llamado "bueno" porque ayuda a eliminar el exceso de colesterol de las arterias y lo transporta al hígado para su eliminación.

Sin embargo, la relación entre el colesterol y las enfermedades cardiovasculares es compleja y está influenciada por múltiples factores como la calidad de la alimentación, las conductas alimentarias, el metabolismo, la genética y el estilo de vida y muchos otros más factores que desempeñan un papel importante en la salud cardiovascular.


En lugar de etiquetar las grasas como "buenas" o "malas", es útil adoptar un enfoque equilibrado y variado hacia la alimentación. Esto implica incluir una variedad de fuentes de grasa en la dieta, centrándose en las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, pero también permitiéndose disfrutar de alimentos que contengan grasas saturadas o grasas trans de vez en cuando, en cantidades moderadas.


Ahora que ya las conoces mejor… te animas a dejar de etiquetar a las grasas como “buenas y “malas”… como ves el beneficio de estas va más allá de una simple etiqueta!


Kommentarer


Otras entradas
Archivo
bottom of page